Espectaculares montañas y volcanes, paisajes impresionantes, cultura viva, naturaleza autentica y el clima ideal convierten a Guatemala en el sitio perfecto para realizar montanismo.