La variada topografía de Guatemala lo convierte un paraíso para los amantes de las caminatas y excursiones. Las oportunidades son diversas, desde ascender a la cumbre de volcanes, explorar regiones montañosas y convivir con los habitantes locales; hasta la de adentrarse en la selva tropical en busca de antiguas ciudades Mayas.